lunes, 30 de marzo de 2009

En esta noche, sinceramente, no estoy.




En esta noche, sinceramente, no estoy;
quizás porque no me escucho la voz,
o puede que seas tú.

En esta noche, sinceramente, no estoy;
quizás porque no veo lo que miro,
o puede que sea yo.

En esta noche, sin duda, no estoy;
y es que mi mente anda suelta,
y sé que justo ahora está contigo.

En esta noche, maldita, no estoy;
quiero moverme y no puedo,
pero ¡ya basta!, mañana prometo que estaré.

Mañana..., o cuando vuelva, que es donde debo estar.


"Y sí, preciosa es esa flor, pero sólo adorna una robusta trampa maldita"

[By Bokis]

jueves, 5 de marzo de 2009

Y la vida sigue siendo una...



He estado observando el mundo siempre con estos dos ojos,
como si de una película rodada en mi mente se tratase.
He estado, casi la mitad de mi vida, atravesando las corrientes del mar,
A pesar de todo, nunca han dejado que mi hogar abandonase.

Cuántas veces he abierto mis alas, sin poder alzar el vuelo,
casi toqué el cielo, pero no llegué a morir.
Tuve la oportunidad de preguntarle a Dios, el porqué...,
Pero sólo dijo que por mi bien, ninguna respuesta debía oir.

Por tanto me dediqué a contar estrellas,
y llegando al número de 10,
siempre perdía la cuenta,
y debía empezar otra vez.

La gente se ríe,
y por eso son amigos míos,
sin haber conocido nunca sus verdaderos nombres,
yo fui prestándoles los míos.

Y sí, yo también he llegado a llorar tanto y tanto,
pero caminando por un oscuro camino, encontre de mi sonrisa una mitad.
La otra mitad, me la regalaron, es un secreto, no puedo decir más.

Ahora, tras enfrentarme a mis miedos,
camino rumbo a ningún lugar,
y sé que justo allí donde quiero,
es justo donde quiero empezar a caminar.

Y no hago más largo el camino
en este intento de poema,
podría hacerlo tan largo, tan largo,
que durase toda una vida...



-BOKIS (Yo)-

martes, 3 de marzo de 2009

El Infinito...


De un tiempo a esta parte
el infinito
se ha encogido
peligrosamente.

Quién iba a suponer
que segundo a segundo
cada migaja
de su pan sin límites
iba así a despeñarse
como canto rodado
en el abismo.

-Mario Benedetti-