sábado, 15 de agosto de 2009

Sé que no son horas...

Sí, señores, he vuelto. A veces ni yo me lo creo, porque sigo levantándome por las mañanas y extrañando aquella cama, aquella tranquilidad, aquellas tierras y las otras... luego vuelvo a ser consciente de que estoy aquí y la realidad me cae encima cual ladrillo pesado y mortífero, ¿y saben qué es lo mejor de todo?, que yo me siento la chica más feliz del mundo... irónico pero maravilloso.

A mi llegada no quería bombardear con el típico "BLOG" titulado "Mi viaje" y llenarlo de fotos -aunque prometo colocarlas de alguna manera- y anécdotas, que aunque de ambas cosas ha habido mucho, yo sinceramente soy la típica (o no tan típica) persona que detesta contar sus tejemanejes por el mundo...jaja, soy más de escuchar... de siempre de toda la vida... ay Dios mío. Por todo esto, prefiero hacerlo así, cuando lo siento y como lo siento, y justo hoy que me encuentro sola en casa y acabo de recibir a unos amigos porque detestaba la idea de quedarme sola, me han dado las tantas y quemaban por dentro mis ganas de escribir algo... a ver qué sale...
Sé que no son horas, aunque a estas alturas, ¿a quién puedo sorprender?,
del ruido al vacío pueden pasar minutos, y luego la normalidad, !bastarda!
No me canso de gritar bien alto todos los días, siempre lo mismo,

- ¿¿¡ALGUIEN PUEDE CONTARME ALGO NUEVO!??.


Ni siquiera nuevo, simplemente diferente,
me bebo los minutos como el tequila -de un trago-, cuando la cosa se pone interesante,
esto ocurre pocas veces y eso es lo que me altera.

Y ahora hay que preguntarse, ¿por qué pedir eso?,
¿por qué no te agobias como todo el mundo por tener un trabajo fijo?,¿una pareja estable?,
¿un proyecto de vida?, un coche, una casa, todo lo concerniente al inmueble,
las novedades electrónicas,... y, y ¿y?... ¿y cuando ya lo tienes todo? -ahora le toca el turno a los sentimientos, sentirse querido, aceptado por la sociedad y demás conceptos abstractos-.

No se engañen, nunca se tiene todo, el ser humano está destinado a la "INSATISFACCIÓN".
No lo he inventado, es lo que veo, ¿conocen a alguien que les haya dicho que es completamente feliz?, ¿acaso no siempre tienen algo que conseguir para poder llegar a ser felices?, es más... ¿qué ocurre cuando lo consigue?.. que rápidamente surge una nueva necesidad... y así una tras otra, en un bucle sin sentido (¿o sí?). Y si has pensado en que "bueno, pero hay unos mínimos", jajaja intenta antes de todo conocer a una persona sólo de cada clase social, ya no hay "mínimos" sino "formas de ser feliz" o "concepto de felicidad".

¿Que a dónde quiero llegar con todo esto?, no sé, me vino cual iluminación y quería plasmarlo.

Y ordeno ahora mis dos ideas, por un lado necesito novedades -gastaré mi tiempo en cosas fructíferas y de las que saque algo en claro y aprenda-, por otro, tranquilizar a las masas ansiosas y darles a entender que no se deben agobiar si no consiguen aquello que creen que necesitan para ser felices, quizás... no les convendría tenerlo o simplemente será muy costoso conseguir lo que viene en segundo lugar en esa "su macabra lista sin fin". Relájense, dejen que las cosas fluyan por sí solas, nos ocurrirá lo que tenga que ocurrir, y nada podrá evitarlo. Entrenarse para saber sobrellevar y aceptar las cosas, sería lo más inteligente, pero cada cual gasta su tiempo en lo que quiera, y si les da placer seguir buscando a oscuras, adelante, por ello Dios los hizo libres... sólo que cada uno usa esa libertad como quiere.

Teniendo claro que estamos predestinados a la insatisfacción... ¿por qué no nos paramos un poco a disfrutar de lo que ya tenemos?, es tanto y tan precioso que sería muy triste que nuestra avaricia y egoísmo hagan de nuestra vida "un largo período de tiempo perdido". En estos momentos entiendo perfectamente a los filósofos... pobres desgraciados en continua búsqueda.


Sé que no son horas... pero necesitaba soltar esto.


Amm... un secreto, estas y otras PALABRAS DEL SILENCIO son pensamientos y conjeturas escritos aquí porque yo creo en otro tipo de lenguaje, es decir, los fragmentos de información creados para ser "expresados pero no asimilados"; donde el receptor puede ser el propio autor y ni eso -aunque se admiten aludidos-, porque no sirven nada más que para calmar la necesidad de sacar ideas de tu cabeza y asegurarte de que ya estan fuera -porque quienes escuchamos también a veces necesitamos comunicar, pero entiendo que cosas tan rebuscadas no sean temas de conversación convencionales que sacar...-.

Se lo recomiendo a la gente que como yo, suele darle muuuuucho al coco. Siento el desorden y desencuadre de información en esta entrada, pero quiero que sea lo más fiel posible a la improvisación, al más puro estilo JAZZ.




By Bokis ([^_^])