lunes, 19 de diciembre de 2016

Cuando todo y cuando nada

 

2ab57ed555a5213b8e1a8100abb73c8b“Cuando todo” es porque no puedes evitar ver el color de las cosas, las sonrisas y los polos positivos. “Cuando todo” es el preciso instante en el que te das cuenta de que mereció la pena el esfuerzo, la tristeza o los errores. “Cuando todo” es perfecto justo antes de la nefasta aparición del cuando nada. “Cuando nada” es una maldita costumbre que me encantaría cambiar, pero no es mía. “Cuando nada” es la pérdida del sentido del “cuando todo”; es derrumbar ese castillo de arena tan precioso, esa figura elaborada con paciencia y tesón con fichas de ajedrez. “Cuando nada” siempre mata, hasta que vuelve a llegar el “cuando todo”, entonces el ciclo se vuelve generar como un círculo vicioso que nunca acaba, pero que confío acabe como tiene que acabar; con un bonito “cuando todo”.

 

by Jessica_Bokis

jueves, 15 de diciembre de 2016

Just thinking…sí, pensando…

    20161215_153718

Ha pasado Noviembre y ni lo he notado, y de repente ya es Diciembre. Dentro de una semana es Navidad y casi ni me he percatado. ¿Por qué pasa el tiempo tan rápido?. Lo mejor de todo es la falta de nostalgia y la grandeza con la que te levantas un día y tienes ganas de hacerlo todo, sobre todo, te crees capaz de hacerlo también todo. Podrías llamar a esto felicidad, pero odio que tenga que ser un término tan definitivo, creo que se trata de algo mejor, a lo cual no le han adjudicado aún el término adecuado.

Tras las actividades que configuran mi esencia y de las cuales ya me percaté que no puedo alejarme, están también los pensamientos. A veces te encuentras con personas que más que pensar, suelen “malpensar”, o quizás concentrar sus energías en un continuo estado de preocupación, ¡ojo! cada uno funciona como sabe y seguramente sea mucho más fructífero para quien practique esos modos; pero el “pensar” al que yo me refiero y que tanto practico últimamente es otro. Otro muy distinto. Uno que tiene un poco de aquel que he mencionado anteriormente, pero que termina en sonrisa. ¿Cómo definirlo?, no lo sé, a veces no se puede verbalizar todo y menos lo abstracto, lo empírico; verbalizar eso sería enjaularlo y transformarlo en otro producto insípido del ser humano.

Trascender a lo que hay, de eso se trata. Cuando me evado en las actividades, o simplemente más que evadirme, me llaman cual necesidad vital, noto que todo lo que “produzco” alivia una parte de mí que ansiaba nutrirse de ello. Me encantaría poder explicarlo mejor, pero me perdería. Sería mancharlo todo. Luego reviso lo que hice y, además de carecer de sentido lógico, contiene todo el sentido del mundo para mi, pero sin haberlo previsto. Me ayuda a seguir pensando, a pensarlo todo bien y actuar en consecuencia.

Una de las cosas que voy a hacer, sin tener nada que ver con todo esto que estoy plasmando, es que hubo un “post” que hice sin querer, como guiada por una simplicidad horrenda y sintiéndome más fuera de mi que nunca, ni siquiera fue sincero. Lo voy a borrar, seguramente si lees esto, quien quiera que seas, o hayas caído aquí por casualidad; nunca sabrás de cuál se trata y por qué. Pero de eso se trata, de que lo que escribo aquí, aunque tremendamente público, sea al mismo tiempo tremendamente personal y nada accesible (en ocasiones) a nadie; a veces ni a mí misma.

 

P.D.: La ilustración es uno de esos bocetos que nacieron de tanto y tan poco.

By Jessik_Bokis

miércoles, 28 de septiembre de 2016

30 oportunidades

2ab57ed555a5213b8e1a8100abb73c8b

No voy a divagar acerca de la edad, de los años, ni de la historia que a mi espalda dejo. Pero me encanta el concepto que dejo con el título de esta entrada al blog. Cada año que pasa, es como una pequeña oportunidad, una hoja que se nos brinda completamente en blanco y de nosotros depende rellenarla de la forma que mejor sepamos y podamos en ese momento. Con el tiempo las hojas van conformando un bonito libro y algún día podremos leérselo a quienes más queramos en ese preciso momento.

Me encanta por tanto pensar que la vida es preciosa, tanto con sus buenas y sus malas palabras, esas que dudas si dejarlas escritas en tu hojita o no. Pero de todo se aprende y a veces todo se comprende, pero hay que entender que existimos personas que no tenemos ni la más mínima intención de quedarnos o arrastrar algo negativo; únicamente el aprendizaje que esto nos haya dejado. Pues es la única manera de no malgastar esa única hoja que se nos brinda. No podemos completarla tan rápido con banalidades que ni si quiera despierten una nostálgica pero positiva sonrisa, que es lo mínimo que debe contener esa página, y no morralla, nada de palabras que te remitan tristeza o dolor.

Así funciona todo y así es como lo siento. Disfruta de tu oportunidad y elige muy bien el contenido del libro blanco de la vida, pues sólo hay uno.

by Jessik_Bokis

martes, 30 de agosto de 2016

Amalgama descarada

Justo ahí donde limita lo privado de lo natural. Donde convergen las dudas climáticas que avecinan tormentas o bellas puestas de Sol. En esa línea imaginaria donde resbalan la mentira y la verdad cuando juegan al despiste con las cautelosas palabras que omiten información. En ese metro cuadrado lleno de misteriosas miradas, ojeadas, pulsaciones y escritos. En esas frases a medias que buscan el caos. Es justo ahí, donde se ubican las sonrisas más sinceras y las más remotas muecas de conformismo, o quizás las sonrisas más falsas jamás creadas. Como si de un cuadro del mismísimo Dalí, impresionismo a muerte, a veces ciertos conceptos han de salir y expresarse para no caer en el infierno de las mentes que engendran musgo y colesterol del malo, del que bloquea el flujo de la vida hasta parar al corazón. Demasiado ahí es, demasiado ahí donde se puede tener la oportunidad de pensar en ello sin que haya un argumento lo suficientemente fuerte como para decantarse por uno de los dos bonitos y divergentes extremos. Quizás leer esto no tenga sentido para ti, que ni se que estás leyéndolo pero que me agrada tu interés curioso. Quizás es una amalgama de palabras sin sentido para dar lugar a la "paz" interior que todos cuidan. No busques nada más allá de lo evidente, si quieres sobrevivir en este mundo lleno de "vacío". No es negatividad, todo lo contrario, ser conscientes nos hace fuertes. El conocimiento es la mejor arma con la que puedes empezar tu "BATALLA". Aunque intenten marearte, confundirte, engañarte o despistarte con juegos baratos. Lo importante al fin y al cabo, es lo que tú sabes y lo que eres; no hay nadie mejor para cuidarte y acariciar tus nostalgias. Descansa tus miedos en lo que o quien más confianza te de y no permitas nunca que el silencio sea incómodo.

AMALGAMA DE PALABRAS INCONCLUSAS. ACONSEJO NO BUSCAR SENTIDO.

por Jessik Bokis.

martes, 24 de mayo de 2016

Sigue jugando, sigue cuidando de él

Cuántas veces escuché eso: "No mates al niño que llevas dentro". Me estremece recordar esa frase y me alegra saber que nunca lo olvidé, en mi caso, no "la olvidé".



Hay quien juzgará algunos de mis actos, palabras, gustos o simples gestos como "inmaduros", pero lo siento, no se trata de eso; no es posible dotar a todo ello de un adjetivo tan ruin. Lo que ocurre es que quienes ven inmadurez, donde yo veo "vida", nunca tuvieron a nadie que les recordara aquello que es esencial y vital para que tu mundo no se convierta en algo tosco, frío y solitario. Me temo que el aburrimiento de sus vidas sombrías les lleva a rechazar e intentar apagar la luz que otros llevamos conservando desde pequeños y que es la que realmente tiene fuerza y autenticidad como para iluminarlo todo de "verdad".

Me gusta poder ser adulta y niña al mismo tiempo. Además, me encanta encontrarme con personas que también mantienen esa dualidad intacta y sobre todo, me emociona saber que eso puede en muchos casos marcar la diferencia.

No voy a seguir dándole vueltas a lo mismo, pero insisto en que es muy necesario replantearse muchas cosas a diario, sobre todo aquellas personas que no encuentran alegría en sus vidas o a las que les cuesta sonreír. Si tan sólo lograseis echar la vista atrás, empezar a ver el mundo con los mismos ojos con los que los veíais de pequeños, cuando todo era nuevo y era descubierto por primera vez. Volved a ser esos niños de vez en cuando; sin tapujos, sin vergüenza, sin miedos y sobre todo, sin malicia. Disfrutad de cada detalle de esta vida, pues es en los detalles donde habita la esencia de todo.

Te animo a ser niño/niña de nuevo, y así poder ver el mundo de la forma más limpia y humana, disfrutarlo pues será coser y cantar.

 By Jessik Bokis.

miércoles, 20 de abril de 2016

Microcuento #1

A veces se distraía con historias que inventaba. Los personajes que dibujaba le traían paz. Se ensimismaba con imágenes mentales que la hacían volar. Un día, todo cobró vida y no supo cómo reaccionar.

#microcuento by Jessik-Bokis

domingo, 17 de abril de 2016

El contenido



Esa parte de las cosas que no se ve hasta que se abre el envoltorio, caja, botella; en fin, cualquier envase. Esa parte que concentra la mayor parte de valía de algo, aunque mucho empeño se pone en que lo que la envuelve sea tan llamativo que casi nos olvidemos de lo que puede haber dentro, o de si es importante.

El contenido de algo es "su esencia", ¿acaso no es precisamente eso lo importante?. Pero es cierto, llegar a él es complicado, arduo y a veces casi tarea utópica, porque no es "lo fácil", porque no es lo que nos sirve a primera vista. Maldita sea vuestra mente superflua, lo siento, pero ¡qué pena!.

Os tiráis tiempo buscando el mejor producto, el más llamativo, no sé si porque os gusta mirarlo o por el simple placer de fardar de él cual "premio"; pero lo cierto es que con el tiempo os sorprendéis a vosotros mismos descubriendo que aquello no era lo que "buscabais", imbéciles (con perdón... pss...).

En serio, veo tantas veces la misma situación. Creo que algunos olvidaron hasta los modos. Pero creo que no es tan difícil abrir un poco el bote y mirar qué hay dentro. Entonces encontrarás algo sorprendente o decepcionante, pero te habrás ahorrado un tiempo muy valioso. Ese tiempo de escrutinio absurdo y malévolo.

El contenido, la esencia, el "motivo". Eso va más allá. Más allá de muchos ojos... sin contenido.

 By Jessik Bokis.

lunes, 28 de marzo de 2016

Entre las vías


Hay caminos impuestos, y otros son aquellos que se crean al andar. Algunos destinados a un uso específico, y me gusta pensar que hay quien no cumple su cometido en ellos.

 Ahí vas tú, sobre las vías, sin miedo pero con cautela, con la emoción y la adrenalina en carne viva justo cuando toca caminar hacia una curva bien cerrada. Sobre las vías en ocasiones te tambaleas porque escuchas de lejos que se acerca un gran ruido, pero no dejas de mirar hacia delante. Porque cuanto más arriesgas, mayor es el gozo y la satisfacción del salto.

No te importa que te tomen por loco, no te importa ni siquiera lo que dicen, porque sólo tú sabes la sensación, percibes con tus sentidos y no con los suyos. Les gustaría creer que saben de lo que hablan, pero no tienen ni idea.

Entre las vías pierdes todos los posibles "arraigos" que te impiden avanzar, porque sabes que en cualquier momento no sólo pierdes eso, sino que lo puedes perder "todo". Pero "todo" en cualquier momento puede ser "nada" y es justo eso lo que lo hace mucho más palpable e intenso.

Vivir es lo único urgente ahora.


by Jessik_Bokis

sábado, 19 de marzo de 2016

Una simple pregunta.

Las personas que sois complicadas por naturaleza, poco comunicativas y jugáis todo el día al despiste y a haceros los interesantes... ¿no os cansáis en algún momento de tanta memez? (FDO: El límite de mi paciencia)


lunes, 7 de marzo de 2016

Del amor y otros temblores

Por si el destino nos mueve, te quedas parado esperando a que todo pase. Así es como ves pasar al tiempo, los trenes, los aviones, hasta al propio destino. Seguramente todo ocurra por alguna razón, pero, maldita sea cuando te tienes que conformar con que pase, y no poder buscarlo.

El movimiento sinuoso no me sirve. Las partículas de aire cargadas de contacto desechado por los frenos. No lo notan, pero yo sólo huelo a goma quemada. Derrapar, ojalá fuera sólo eso.

Imágenes grabadas a fuego, unas reales, otras simples escaramuzas de deseos. Utopías sin remedio. Silencios que gritan a golpe de cerebro dictador.

Lo único libre son las miradas y las sonrisas. Las palabras ya no encuentran serenidad entre los barrotes que imponen los miedos. Me entretengo entre el muestreo, las pequeñas dosis y los juegos del "llamar", para luego quedarse en nada. Pero a veces es suficiente, porque a veces no hay consciencia de lo que realmente se busca. ¡Maldita sea si al encontrarlo no lo sabemos manejar!

Ahora de repente pondré una imagen, y ni te imaginas que volverás de nuevo a releer todo esto, intentando darle sentido conforme a lo que esa imagen te inspira. ¡Imbécil!, su simplicidad me asombra. Yo voy mucho más allá, yo no necesito mucho para poder tenerlo todo. Yo sólo manejo las armas de la distracción para poder disfrutar de ese maldito tren un poco "más".

Aquí una imagen para... desentrañar y simplificar vuestros cerebros... una imagen que, por cierto, me encanta. Tendría que haber escrito sobre el arte de besar, pero, entonces todo sería muy obvio...



by Jessik Bokis

lunes, 29 de febrero de 2016

Más de lo que puedas desear/gestionar...


Le regalaron el oso de peluche más grande de la tienda.
Era una niña afortunada, ni siquiera lo tuvo que buscar, es más, creo que fue él quien la buscó a ella.
Ahí empezó el primer problema, casi sin saberlo. Pero, ¿por qué iba a ser esto un problema?

El peluche era más suave de lo que nunca pudo imaginar, y de lo que nunca tuvo. A eso lo acompañaba el tamaño abrumador que para ella en aquel momento era el "perfecto" y el que toda niña podría desear. Era calentito, una mirada apacible y amable. Era puro amor representado en un grandioso peluche.

Pero (y aquí está la clave), esa niña nunca pidió ese oso de peluche. Es más, recuerda que una vez tuvo en sus manos uno ideal, perfecto, adorable, "blandito" y muy "achuchable"; pero sobre todo, mucho más pequeño que éste. Este pensamiento le vino justo cuando llegó a su casa con ese grandioso nuevo oso de peluche. 

Entró en su diminuto pero adorable cuarto; cargándolo con ilusión y esfuerzo, con una gran sonrisa que iba desencajándose a cada paso en el que se le resbalaba o chocaba contra algo por no dejarle éste mucha visibilidad; hasta que al fin llegó a su diminuta pero adorable cama, y allí lo soltó. Sí, lo soltó, porque la pobre tenía los brazos cargados de la tensión y el esfuerzo de manejar a tremendo "osito"; así que no se pudo dar el lujo de colocarlo cuidadosamente en su cama como se espera de cualquier dulce niña con su nuevo y adorable "osito" de peluche.

Una vez logró recuperar el aliento, lo miró y él la miró a ella (o eso imaginó ella) y volvió a dibujarse en su cara la sonrisa de ese primer reencuentro horas antes cuando llegó a sus brazos por primera vez. Se esmeró la pequeña en subir a su cama y buscar una cuidadosa posición en la que su nuevo "amigo" se sintiera cómodo. Pero ya era tarde. Al alejarse, vio que en esa cama ya no quedaba casi espacio para ella. ¿Qué sentido tenía tener un oso de peluche adorable si no podía dormir con él?, ¿qué otra función puede tener un oso de peluche?, ¿qué le contaría a sus amigas cuando al día siguiente fuera al cole?. Ella se moría de ganas por contar que iba a dormir con el peluche más amoroso, grande y suave del mundo, pero... lo cierto es que eso no era factible.

Menos mal que no se había encariñado con él (pensaba), ahora sólo tenía que recordar que no era el "oso que quería", de hecho nunca lo pidió, parecía interesante al principio, era muy "llamativo" y al parecer lo que "todas las chicas de su edad desearían". Pero para ella, no. Para su cama, no. Para su forma de concebir la "función de un oso de peluche", no; era imposible.

No os contaré lo que sucedió después, pero creo que nunca más sintió ese cálido, inmenso, casi inalcanzable abrazo de "oso de peluche gigante" que le dio ese primer día. Ese primer día en que él la buscó a ella, o la encontró, o fue ella la que lo encontró sin casi imaginarlo. Pasaron muchos peluches más, todos fieles compañeros de dulces sueños, ideales en tamaño y suavidad, pero... nunca pudo borrar de su mente aquel primer abrazo. El tamaño de ese amor "blandito" reflejado en un primer abrazo, no pudo ser jamás igual.

Pero ¿sabéis qué?, dicen que cuando creció, sólo en ese preciso instante supo darse cuenta de su error. Es irónico, pero ¿quién iba a notarlo siendo tan pequeña con un cuerpo y una mente aún por descifrar, encajar y despertar?... 


by Jessik Bokis



domingo, 21 de febrero de 2016

Deprisa...


... así es como todo avanza ahora. Quemando el reloj. Minutos pasajeros de un tren que no puede frenar. Me retuerzo de felicidad por las memorias, y salto de dolor por este presente tan "raro y vistoso".

- ¡Salta, deprisa, salta conmigo!, somos tú y yo, y nadie nos va a parar ya. A veces creo que eres el único que me entiende. A veces me creo que hay más.  Más vida.

Deprisa, como lo hacen los demás, pero sonriendo. Tan rápido que nadie pueda verme, ni prever ni un sólo movimiento. Como un relámpago antes de dejarse oír. Como una huella en la arena justo antes de ser borrada para siempre.

Deprisa lo quiero y lo quise todo, y bendita vida que me brinda siempre lo que más deseo. Me embriagan los sentidos con todo tipo de "minutos", ahí viene de nuevo el tiempo a darme su parte.

Deprisa, porque lo que va deprisa, antes acaba. Como alpha y omega. Conscientes de su fecha de caducidad, pero viviendo lo suficientemente rápido para olvidarse de ella. Me halagan las ganas del ser humano de vivir, entretenerse y de... creerse eterno.

Deprisa, sí, pero déjame que en esta prisa pueda disfrutarte un poco más, antes de que acabes. Antes de que tu prisa se funda con la mía, o no. Déjame experimentar la negación a todo esto que escribo.

A veces saltamos. Muy a menudo sonreímos y gritamos. Nos olvidamos así de que todo debe de ocurrir deprisa. Mírame, no tengo miedo a nada. Incluso podría ir despacio...


by Jessik Bokis.

lunes, 15 de febrero de 2016

Y la vida te preparó para esto



No eres una guerrera, pero la vida quiso entrenarte como tal.
No eres la persona más paciente del mundo, pero la vida cada día consigue un poquito más.
No eres inmune al dolor, pero la vida siempre logra que lo soportes con creces.
No sabes ganar una discusión, pero poco a poco la vida te ayuda con tus argumentos.
No eres persona de mentiras, pero bien que la vida te pone a prueba con las de otros.
No eres una chica complicada, pero qué curiosidad, la vida te provoca y te complica.
No eres tan arisca como antaño, pero la vida te presenta seres que no debes abrazar.
No eres celosa por naturaleza, pero la vida quiere probar si te quieres lo suficiente.
No eres de saltar al vacío, pero la vida prueba continuamente tu confianza en ti.

No eres ni la sombra de lo que fuiste antaño, pues la vida te demuestra cada día que no sabes lo que podrás terminar siendo, haciendo o viviendo; por tanto, acepta tu presente, tu ser "ahora" y no temas por nada de lo que nadie sabe ni sabrá. La vida está ahí contigo, a veces compañera, a veces serpiente traicionera, jugando a moldearte casi sin darte cuenta. Acepta que nada es lo que parece a veces y que todo lo bueno y malo que arañe tu piel, no es más que la huella de tu futuro "YO".

Acepta pero nunca te detengas, por nada ni por nadie que no sepa valorar tu "ahora", o que no quiera caminar a tu lado, pendiente de que no caigas. Arrímate al que suma, no al que resta, la vida sabe perfectamente lo que te presta a cada paso, de ti depende si lo tomas o lo dejas, y el estar en continuo crecimiento.

Ahora sé que la vida me preparó para esto.


by: Jessik Bokis

jueves, 11 de febrero de 2016

-SER- (intento de poesía sin frustraciones)

-SER-



Quién eres tú, 
que no eres. 
que al ser fuiste,
 y sin ser serás.

Quién eres tú, 
que fuiste siendo,
poco a poco eres,
muy pronto además.

Quién eres tú,
si no eras nada,
ahora eres todo,
simplemente ¿ya?.

Quién eres tú,
quién soy yo,
eres yo,
yo soy tú.

Quién eres tú,
eres y me encanta,
soy y sonrío.
SER, es tú DON.

martes, 9 de febrero de 2016

SERENDIPIA

Qué maravillosa palabra: SERENDIPIA. Lo definen como el hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual. Creo que esa bonita palabra me viene acariciando mucho últimamente...

Magia. Los buenos magos la saben gestionar, otros tardan unos días en controlar su magnificencia, pero una vez consiguen hacer las cosas bien, todo se vuelve delicioso.

Serendipia, es más de lo que esperas a veces que suceda, o quizás lo esperabas sin saberlo. Cuando lo ves y lo reconoces, sabes perfectamente que la magia existe, los elefantes mágicos también y sobre todo... que el destino a veces se las ingenia muy bien para jugar al despiste.

El destino es un puto camaleón.





by Jessik Bokis.

domingo, 24 de enero de 2016

Elefantes, furgonetas y palabras.

No hay forma de definir ciertas cosas que en ocasiones acontecen y te dejan con la sensación de que nada es casualidad.

De pronto te reencuentras con un elefante. Aunque ya lo habias visto antes, de repente, un impulso te hace acercarte y acariciarlo. Lo mejor es cuando él te reconoce, y al mismo tiempo empiezas a descubrir su esencia real. De repente el elefante y tú no sois tan diferentes.

Elocuente y divertido animal.  Que sueña las mismas historias de hippies noctámbulos, de besos en furgonetas con vistas al mar, de horas de juegos y escrituras de anticipo a la realidad.

Quiero pensar que todo gira porque tiene que girar. Que todo ocurre por alguna razón. Que no hay distancia más corta, que la que permiten las ganas. Creo en el poder de las palabras. Creo en la magia. Creo en que mi elefante entenderá que al menos pueda tocarlo con canciones.

lunes, 11 de enero de 2016

BEGIN AGAIN

Decidí verla un día, tú como siempre terminaste "durmiéndola", pero no me importó.

Para mi fue una revelación. De repente es como si me viese reflejada, en un futuro no muy lejano, como si lo que estuviera viendo fuese un fragmento de mi vida. Pero nunca conseguí expresarte que sin querer sabía que todo eso me pasaría (y pasará más). 

No sabías ni si quiera que existía esa peli, pero ya sabes que aunque me olvidé un poco de mi esencia, siempre fui algo "rara", cosa que decías me hacía única y con ese poder para "llamar la atención"; yo me reía incrédula. Encontrar esas cosas que son poco comunes y sacarlas a la luz y darle la importancia que se merecen. Que la multitud siga un camino, no quiere decir que sea el mejor ni el correcto.

Pero me dejo de "absurdez tras absurdez" para poner esta canción. Sacada justo de BEGIN AGAIN, esa película que un día marcó un punto de inflexión en mi y me dejó con una bonita y agria sensación de la vida y de la música; y una esperanza en la existencia del "destino".


jueves, 7 de enero de 2016

Lo que no está escrito, ni será escrito jamás.



Cambié de opinión. No pienso escribir nada. (y no me refiero a esto...)

De todas las sensaciones que quería plasmar un día como hoy en algún tipo de carta, de las que bien sabes un poco; no hay ninguna que vaya a acabar finalmente ahí. Acabo de decidir que serán efímeros recuerdos/pensamientos y sólo eso. ¿Por qué convertir en algo eterno (escrito) algo que por naturaleza es volátil y cuya existencia depende de ese cementerio de historias que algunos llaman "memoria"?

No me extenderé mucho con esto, pero prefiero que sea así. Dejar constancia de que hoy muchas historias, recuerdos, sensaciones, sentimientos, imágenes, canciones, frases y palabras con sus consecuentes significados; todo eso, hoy quiso salir a modo de telegrama/carta/canción/mensaje/susurro hasta llegar al ansiado destinatario. Pero no será así. Todo esto se queda conmigo, para seguir formando parte de mi memoria, y yo seré la que decida cuánto durará esta amalgama de "pasado"; esos minutos que son kamikazes del fin.

by Jessik Bokis (mi memoria es mi regalo).