lunes, 19 de diciembre de 2016

Cuando todo y cuando nada

 

2ab57ed555a5213b8e1a8100abb73c8b“Cuando todo” es porque no puedes evitar ver el color de las cosas, las sonrisas y los polos positivos. “Cuando todo” es el preciso instante en el que te das cuenta de que mereció la pena el esfuerzo, la tristeza o los errores. “Cuando todo” es perfecto justo antes de la nefasta aparición del cuando nada. “Cuando nada” es una maldita costumbre que me encantaría cambiar, pero no es mía. “Cuando nada” es la pérdida del sentido del “cuando todo”; es derrumbar ese castillo de arena tan precioso, esa figura elaborada con paciencia y tesón con fichas de ajedrez. “Cuando nada” siempre mata, hasta que vuelve a llegar el “cuando todo”, entonces el ciclo se vuelve generar como un círculo vicioso que nunca acaba, pero que confío acabe como tiene que acabar; con un bonito “cuando todo”.

 

by Jessica_Bokis

jueves, 15 de diciembre de 2016

Just thinking…sí, pensando…

    20161215_153718

Ha pasado Noviembre y ni lo he notado, y de repente ya es Diciembre. Dentro de una semana es Navidad y casi ni me he percatado. ¿Por qué pasa el tiempo tan rápido?. Lo mejor de todo es la falta de nostalgia y la grandeza con la que te levantas un día y tienes ganas de hacerlo todo, sobre todo, te crees capaz de hacerlo también todo. Podrías llamar a esto felicidad, pero odio que tenga que ser un término tan definitivo, creo que se trata de algo mejor, a lo cual no le han adjudicado aún el término adecuado.

Tras las actividades que configuran mi esencia y de las cuales ya me percaté que no puedo alejarme, están también los pensamientos. A veces te encuentras con personas que más que pensar, suelen “malpensar”, o quizás concentrar sus energías en un continuo estado de preocupación, ¡ojo! cada uno funciona como sabe y seguramente sea mucho más fructífero para quien practique esos modos; pero el “pensar” al que yo me refiero y que tanto practico últimamente es otro. Otro muy distinto. Uno que tiene un poco de aquel que he mencionado anteriormente, pero que termina en sonrisa. ¿Cómo definirlo?, no lo sé, a veces no se puede verbalizar todo y menos lo abstracto, lo empírico; verbalizar eso sería enjaularlo y transformarlo en otro producto insípido del ser humano.

Trascender a lo que hay, de eso se trata. Cuando me evado en las actividades, o simplemente más que evadirme, me llaman cual necesidad vital, noto que todo lo que “produzco” alivia una parte de mí que ansiaba nutrirse de ello. Me encantaría poder explicarlo mejor, pero me perdería. Sería mancharlo todo. Luego reviso lo que hice y, además de carecer de sentido lógico, contiene todo el sentido del mundo para mi, pero sin haberlo previsto. Me ayuda a seguir pensando, a pensarlo todo bien y actuar en consecuencia.

Una de las cosas que voy a hacer, sin tener nada que ver con todo esto que estoy plasmando, es que hubo un “post” que hice sin querer, como guiada por una simplicidad horrenda y sintiéndome más fuera de mi que nunca, ni siquiera fue sincero. Lo voy a borrar, seguramente si lees esto, quien quiera que seas, o hayas caído aquí por casualidad; nunca sabrás de cuál se trata y por qué. Pero de eso se trata, de que lo que escribo aquí, aunque tremendamente público, sea al mismo tiempo tremendamente personal y nada accesible (en ocasiones) a nadie; a veces ni a mí misma.

 

P.D.: La ilustración es uno de esos bocetos que nacieron de tanto y tan poco.

By Jessik_Bokis