miércoles, 31 de agosto de 2011

Todo gran cambio lleva un gran “tema” de fondo…

 

To Build A Home

There is a house built out of stone
Wooden floors, walls and window sills
Tables and chairs worn by all of the dust
This is a place where I don't feel alone
This is a place where I feel at home
And I built a home
For you
For me
Until it disappeared
From me
From you
And now, it's time to leave and turn to dust

Out in the garden where we planted the seeds
There is a tree that's old as me
Branches were sewn by the color of green

Ground had arose and passed its knees
By the cracks of the skin I climbed to the top
I climbed the tree to see the world
When the gusts came around to blow me down
I held on as tightly as you held onto me
I held on as tightly as you held onto me
And I built a home
For you
For me
Until it disappeared
From me
From you
And now, it's time to leave and turn to dust.

The Cinematic Orchestra

lunes, 29 de agosto de 2011

La dedicatoria de mi vida

 

51e5c23b88d8f873

Estando ayer en casa de un buen amigo mío, amante de los grandes viajes, de perderse por el mundo y de descubrir las genialidades culturales más ricas, ojeé un libro titulado: A través de la magia bubi: por las selvas de Guinea, de Jose Manuel Novoa.

Estaba abriéndolo y caí en la dedicatoria del libro. Suelo leer las dedicatorias como si de la parte más importante del libro se tratase, ya que en ocasiones van dedicadas a la persona en la que se inspira el libro, en la musa o en la que se piensa mientras se escribe. Lo que allí había escrito era lo siguiente:

A mi hijo, Jorge:

Los viajes nos dan seguridad y nos enseñan a conocernos mejor, pero lo más importante que nos enseñan es el camino que todo hombre debe tener para orientar su vida. No hay que aflojar. Si alguna vez tus amigos, los que caminan contigo, se dan la vuelta y andan en dirección contraria a la misma velocidad con que pasan los postes telegráficos por la ventanilla del tren, aférrate a tu camino. Sólo el aplomo conseguido en el vivir te ayudará a continuar el viaje.

Jose Manuel Novoa.

Desde que leí esto anoche, supe que no era casualidad, que lo habían escrito para que algún día yo lo leyese y no pudiese dejar de preguntarme… ¿cuál es mi próximo destino?, ¿por dónde quiero empezar a vivir?. Espero que quien lea esto lo perciba como una señal maravillosa con la que “despertar”, se llene de entusiasmo como me ha ocurrido a mi y le saque partido a este mágico fragmento. Yo no pienso perder más el tiempo… debo partir ya.

sábado, 6 de agosto de 2011

En el círculo del bien y del mal

ying-yang

Puede cuajarse la vida, y de sólida hacerse insoportable. Cuando fluye, o pasa serena, no solemos cuestionárnoslo.

Quiero creer que todo es un YIN YANG, que todo consta de dos equitativas partes que cuando se alteran se imponen entre ellas y la perjudicada siempre seguiré siendo yo.

Si no hay claridad, aunque sea sólido, no quiero ni rozarlo. A veces fluye, yo me animo y de nuevo confusión. Luego quedar por encima pretendiendo dejar ver que no te escondes como yo, cuando lo que yo hago no es más que escapar. Son conceptos diferentes, pero siempre preferirás quedar bien a reaccionar. Aunque eso signifique dejar mal a los demás, a mi.

Lo negativo vence, y cada día lo tengo más claro. No sé ya cómo combatirlo, de hecho hace tiempo dejé de hacerlo, y me dediqué a caminar, a solas, porque aunque hagan el amago de que están a tu lado en ello, sólo es temporal y con derecho a arañarte algo. Algo que ni siquiera te sobra, que quizás ni tengas o ni puedas prestar, pero ellos lo buscan para quedárselo.

Luego está el bien, y no lo ignoro está ahí. Pero ¿cuánto dura?, ¿alguien realmente antepone lo bueno, lo positivo, lo blanco a todo?, ¿vende eso?… es tanto el egoísmo que pocos juegan sólo con el color blanco.

Y no se extrañen si en vez de quejarme, me quedo callada. No seré yo quien haga despertar a nadie. Si me quedo quieta y no aparezco, tampoco pregunten por mi, no haría otra cosa que parecer sacada de una tragedia muda y en blanco y negro. Sería un reflejo de eso que a lo largo del tiempo sacaríais, y de lo que me empapo sin querer al no ver interés, porque sólo me creeré lo que vea y no lo que lea en labios marcados con el rastro de la diplomacia.

Al resto, al resto que forma parte de ese lado BLANCO del círculo, que consiguen que ese sea el que domine y que me alivia, relaja y abraza… GRACIAS.