jueves, 5 de marzo de 2009

Y la vida sigue siendo una...



He estado observando el mundo siempre con estos dos ojos,
como si de una película rodada en mi mente se tratase.
He estado, casi la mitad de mi vida, atravesando las corrientes del mar,
A pesar de todo, nunca han dejado que mi hogar abandonase.

Cuántas veces he abierto mis alas, sin poder alzar el vuelo,
casi toqué el cielo, pero no llegué a morir.
Tuve la oportunidad de preguntarle a Dios, el porqué...,
Pero sólo dijo que por mi bien, ninguna respuesta debía oir.

Por tanto me dediqué a contar estrellas,
y llegando al número de 10,
siempre perdía la cuenta,
y debía empezar otra vez.

La gente se ríe,
y por eso son amigos míos,
sin haber conocido nunca sus verdaderos nombres,
yo fui prestándoles los míos.

Y sí, yo también he llegado a llorar tanto y tanto,
pero caminando por un oscuro camino, encontre de mi sonrisa una mitad.
La otra mitad, me la regalaron, es un secreto, no puedo decir más.

Ahora, tras enfrentarme a mis miedos,
camino rumbo a ningún lugar,
y sé que justo allí donde quiero,
es justo donde quiero empezar a caminar.

Y no hago más largo el camino
en este intento de poema,
podría hacerlo tan largo, tan largo,
que durase toda una vida...



-BOKIS (Yo)-

4 comentarios:

  1. Gracias, Bokis, por tu invitación. Me ha gustado mucho la presentación de tu blog y tu forma de escribir.

    En un momento más tanquilo me gustaría hacer un comentario de tu poema.

    Espero que te guste el blog sensualista. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Bokis: no sé si el poema es tuyo. Quizá yo soy de poesía ...menos directa. Me gustan las imágenes raras y tu "obra" está lejos del surrealismo. Es un poco "carne viva" con muchos hallazgos que me gustan.

    Me gusta la imagen -infantil en el buen sentido- de contar las estrellas. Lo de llorar tanto y tanto no me parece gratuito: puede ser una gran verdad detrás de tu amplia y generosa sonrisa, Bokis.

    Y lo de no contar un secreto... pues me gusta esa ambigüedad y que, para cada uno, sea su tormento particular. Y el final me gusta mucho. Toda una vida... Le podríamos poner un nombre (de persona) a toda una vida.

    La foto es muy chula. Eres tú contigo.

    ResponderEliminar
  3. Hola preciosa. Pues... no sé qué decir, porque como siempre, tus palabras llegan al alma... será porque salen directamente de la tuya.
    Si un escrito (sea poema, novela o una pintada en la pared) mueve sensaciones dentro de mí, lo considero una obra de arte. Todo cuanto haces es arte, porque el arte es alma, y tú dejas parte de la tuya en lo que tocas.
    Por eso creo que merece la pena leer en tu alma, porque es abrirse paso a ti a través de algo tan sencillo como las palabras, a la vez tan complicadas...
    Gracias por compartir una mitad de ti. La otra mitad... sigue siendo un secreto que deberás mantener oculto. Nunca dejes que nadie acceda a él.

    ResponderEliminar
  4. Bec....sólo espero que nunca se te ocurra desaparecer de mi vida, porque como puedes comprobar, haré lo posible por encontrarte.

    Es cierto, todos ofrecemos la mitad de nuestra alma a unos afortunados, y la otra mitad... sigue siendo un misterio, que sí, conservaré y respetaré. Un abrazo y un beso gigantes!!!!!

    ResponderEliminar