domingo, 25 de julio de 2010

Yo no tenía vértigo

Podía alzarme desde lo más alto, de hecho aún puedo.
Era capaz de asomar medio cuerpo sin miedo a abandonar mi posición a una más fatídica.
Sin embargo, ahora no es diferente, puedo hacer lo mismo o más aún.
No sentía vértigo por nada, al menos, nada así.

Pero luego habito en lo sencillo, descubro sombras, formas, siluetas, sonidos...
Me pierdo en el absurdo y es justo ahí, cuando el vértigo se apodera de mí.
Soy débil y poderosa a la vez, soy todo y nada, por cosas tan sencillas...

Es un "ayer" y un "ahora" que por más que lo pienso, no dejan de intrigarme, inquietarme y...

by Bokis ([^_^])

2 comentarios:

  1. Hoy, ayer; antes, ahora. En tu texto se ve que el limite no esta claro. Los sentidos nos apabullan, es decir, lo sencillo, que es tambien lo mas complicado.

    ResponderEliminar
  2. Exacto!! justo eso!!!! me encanta la incertidumbre y cómo me impide organizarme... no, en serio, me encanta. Así todo es más divertido y me hace "pensar y luchar". Osea, vivir.

    ResponderEliminar