lunes, 27 de octubre de 2014

Un lunes diferente: la llave del laberinto.

 

cf4161bb74c490d69573d016bb3349ef

Se acaba el día que da comienzo a la semana. Para mí este lunes es el final de un comienzo.

No intento hacer de esto un cúmulo de palabras nostálgicas, un puñado de frases que permitan mostrar entre líneas lo que será, no quiero saberlo, sólo quiero vivirlo.

Hay quien vive en el presente y se pierde ilusionarse, hay quien vive en el pasado y se olvida de disfrutar el día a día, y luego estamos los que sin querer nos perdemos en el futuro. Futuro incierto que nos llena de ganas de avanzar, que nos permite avanzar sin mirar atrás con rostro afligido, sólo para recordar con sonrisas y para coger impulso.

Se acaba un lunes más, pero nunca será igual al resto. De repente el día de la semana que más odiaba, acaba de enamorarme. A veces las cosas son como son porque nosotros queremos percibirlas así. Las cosas tienen la importancia que queramos darle. Las cosas, los lunes, todo. Todo depende de nosotros y por tanto todo depende de ti.

Me gusta divagar pensando en esto. Hay quien me tachará de majadera por regodearme en mis propios pensamientos. Lo que no saben bien es lo que llevo dentro, el poder que me invade, la sensación de sentirme capaz de todo. De repente este lunes me ha permitido darme cuenta de la suerte que tengo.

Miro atrás y sonrío, miro hacia delante y vuelvo a sonreír. No sé cuántas personas son capaces de sentirse así, pero juro que este sentimiento que me invade, del cual nunca tuve noticias, me está generando un estado de felicidad que pienso disfrutar hasta que termine.

Con todo esto recuerdo que la felicidad no es una meta que alcanzar, sino breves espacios de tiempo que se presentan en nuestras vidas disfrazados y que esperan que los descubras, los reconozcas y los disfrutes atesorándolos para siempre en tus más profundos recuerdos. Luego cuando quieras puedes volver a ellos y abrazarlos para superar cualquier bache.

Este lunes me ha conquistado, y creo que mañana será el martes, luego el miércoles y así hasta que de nuevo vuelva a recomenzar el libro de mi vida con un nuevo paisaje, nuevas caras, nuevo horizonte…

Creo que dejo de escribir para poder terminar este lunes como se merece. Sólo quería dejar constancia de lo importante que es este día, es como la llave del laberinto.

Buenas noches.

by Jessik_Bokis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada