jueves, 7 de enero de 2016

Lo que no está escrito, ni será escrito jamás.



Cambié de opinión. No pienso escribir nada. (y no me refiero a esto...)

De todas las sensaciones que quería plasmar un día como hoy en algún tipo de carta, de las que bien sabes un poco; no hay ninguna que vaya a acabar finalmente ahí. Acabo de decidir que serán efímeros recuerdos/pensamientos y sólo eso. ¿Por qué convertir en algo eterno (escrito) algo que por naturaleza es volátil y cuya existencia depende de ese cementerio de historias que algunos llaman "memoria"?

No me extenderé mucho con esto, pero prefiero que sea así. Dejar constancia de que hoy muchas historias, recuerdos, sensaciones, sentimientos, imágenes, canciones, frases y palabras con sus consecuentes significados; todo eso, hoy quiso salir a modo de telegrama/carta/canción/mensaje/susurro hasta llegar al ansiado destinatario. Pero no será así. Todo esto se queda conmigo, para seguir formando parte de mi memoria, y yo seré la que decida cuánto durará esta amalgama de "pasado"; esos minutos que son kamikazes del fin.

by Jessik Bokis (mi memoria es mi regalo).

2 comentarios:

  1. A veces es mejor pasar página y dejar las cosas como están. No todo lo que hoy nos castiga y duele será igual de importante mañana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabia reflexión Rizos... y quizás tengas toda la razón...

      Eliminar