lunes, 15 de febrero de 2016

Y la vida te preparó para esto



No eres una guerrera, pero la vida quiso entrenarte como tal.
No eres la persona más paciente del mundo, pero la vida cada día consigue un poquito más.
No eres inmune al dolor, pero la vida siempre logra que lo soportes con creces.
No sabes ganar una discusión, pero poco a poco la vida te ayuda con tus argumentos.
No eres persona de mentiras, pero bien que la vida te pone a prueba con las de otros.
No eres una chica complicada, pero qué curiosidad, la vida te provoca y te complica.
No eres tan arisca como antaño, pero la vida te presenta seres que no debes abrazar.
No eres celosa por naturaleza, pero la vida quiere probar si te quieres lo suficiente.
No eres de saltar al vacío, pero la vida prueba continuamente tu confianza en ti.

No eres ni la sombra de lo que fuiste antaño, pues la vida te demuestra cada día que no sabes lo que podrás terminar siendo, haciendo o viviendo; por tanto, acepta tu presente, tu ser "ahora" y no temas por nada de lo que nadie sabe ni sabrá. La vida está ahí contigo, a veces compañera, a veces serpiente traicionera, jugando a moldearte casi sin darte cuenta. Acepta que nada es lo que parece a veces y que todo lo bueno y malo que arañe tu piel, no es más que la huella de tu futuro "YO".

Acepta pero nunca te detengas, por nada ni por nadie que no sepa valorar tu "ahora", o que no quiera caminar a tu lado, pendiente de que no caigas. Arrímate al que suma, no al que resta, la vida sabe perfectamente lo que te presta a cada paso, de ti depende si lo tomas o lo dejas, y el estar en continuo crecimiento.

Ahora sé que la vida me preparó para esto.


by: Jessik Bokis

1 comentario:

  1. Muy bonito!

    Deberíamos aprender todos este tipo de cosas, pero a veces tenemos una venda en los ojos...

    ResponderEliminar